Muchas veces cuando retamos nuestro cuerpo a grandes esfuerzos físicos a los cuales no estamos acostumbrados, en cierta etapa del ejercicio suelen aparecer los calambres; aunque no está muy claro su origen, aquí te daremos tips para lidiarlos o prevenirlos.

Como ya lo mencionamos, el origen de un calambre o el por qué pueden ser generados no está definido a ciencia cierta. Lo que sí sabemos es que es una contracción repentina e involuntaria por parte de uno o más músculos.

Por lo general los calambres suelen ser inofensivos, pero imposibilitan temporalmente el uso del músculo afectado. Además aparecen con mayor frecuencia cuando estamos realizando deporte de alta exigencia.

¿Qué hacer si estás haciendo deporte o corriendo en Desafío de Guerreros y te da un calambre?

  • Una razón importante que puede causar un calambre es la falta de hidratación, por eso si te da, ingiere agua o bebidas energéticas moderadamente para hidratarte.
  • La opción más adecuada es relajar el musculo, es decir, estirar hasta que el músculo se destensione y deje de contraerse.
  • También puedes estimular el flujo de la sangre con el movimiento de la pierna para aliviar la molestia.
  • Después de terminar la carrera o realizar deporte, opta por ponerte hielo sobre el músculo afectado.

Para prevenirlos…

No olvides realizar un calentamiento completo antes de cualquier actividad intensa, esto ayudará a preparar los músculos para el esfuerzo al que se someterá.

Bebe suficiente agua antes, durante y después de realizar deporte, sobre todo cuando las condiciones de temperatura son altas.

El último y no menos importante es tener una alimentación balanceada, en donde tengas los niveles correctos de electrolitos ya que son los reguladores del sistema nervioso y la función muscular.

Inscríbete Ya!